Publicado: 28 de Agosto de 2017

Los funcionarios vuelven a los paros de tres días a la semana.

Salvo acuerdo de última hora, los examinadores de la DGT irán a la huelga, pero esta no será indefinida y todos los días de la semana, como habían previsto en un principio los convocantes, sino que los paros tendrán lugar los lunes, martes y miércoles de septiembre, tal y como ocurrió en junio y julio.
 
Entre los motivos oficiales esgrimidos por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) destacan «miles de demandas de los ciudadanos… con el fin de que no se programe una huelga total», lo que ha movido a «este comité a considerar un cambio en la estrategia de huelga».