Publicado: 22 de Agosto de 2016

En verano aumenta el consumo de alcohol y drogas al volante, por ello durante los días 12, 13 y 14 de agosto la Dirección General de Tráfico llevó a cabo una campaña especial de seguridad vial. Junto a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC), se han realizado un total de casi 82.200 pruebas de alcohol o drogas, de las que 333 fueron positivas en consumo de drogas y 1.452 en alcohol. 

DROGAS:

Las 900 pruebas de drogas fueron realizadas a conductores que presentaban algún sintoma de haber cometido alguna infracción, ingerido alguna sustancia o estar implicado en algún accidente. Casi el 40% de ellos dió positivo en las pruebas. Como viene siendo habitual, las drogas más consumidas son el cannabis, seguido de la cocaína y de las anfetaminas. Las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores están siendo incrementadas con la idea de que se generalicen. 

ALCOHOL:

81.237 es el número exacto de pruebas de alcoholemia que fueron realizadas durante estos días, de las que 1.452 dieron positivo. La mayoría de estos conductores han sido sancionados por la vía administrativa, mientras que a 192 de ellos se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, 6 conductores han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia. 

NORMATIVA:

La DGT tiene como objetivo erradicar a los conductores que han consumido algún tipo de estas sustancias y poner en el punto de mira a los reincidentes en la Ley de Seguridad Vial.

  • Vía administrativa: La Ley de Seguridad fija las tasas máximas de alcohol permitidas para los conductores. Así como la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo.

                     Tasas máximas del alcohol permitidas para conducir

                       Sanciones

  • Vía penal: El capítulo IV del Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas. 

Como viene siendo habitual, en estas campañas de seguridad vial de la DGT colaboran policías autonómicos y locales, ya que los controles de alcohol y drogas se han realizado tanto en vías interurbanas como en urbanas. 

Pese a que esta campaña haya finalizado, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil continuarán realizando controles de alcohol y drogas a los conductores a cualquier hora del día y en cualquier carretera con el objetivo de disuadirlos de conducir.